Skip to content
TenaChile

Greenpeace advierte “consecuencias devastadoras” tras derrame de 40 mil litros de petróleo en Magallanes

Como una «situación extremadamente grave», calificó Greenpeace el derrame de 40 mil litros de petróleo reportado la noche de este sábado en el terminal de isla Guarello, ubicada a 250 kilómetros al noroeste de Puerto Natales, en la Región de Magallanes.

Matías Asun, director nacional de Greenpeace en Chile, recordó que «la zona es en extremo de difícil acceso y es un área de gran riqueza de mamíferos marinos, como ballenas y delfines, los que podrían verse seriamente afectados en su hábitat debido al desarrollo de actividades mineras en lugares extremadamente delicados en sus equilibrios ambientales”.

Por ello, la ONG llamó a «que se movilicen de manera inmediata todos los medios necesarios con tal de evaluar la real magnitud de la emergencia y realizar las acciones necesarias con tal de contener al máximo las posibles afectaciones al medioambiente que este derrame puede llegar a tener».

“La capacidad de contener de manera rápida estos derrames es clave para intentar salvaguardar lo más que se pueda el hábitat afectado. El gobierno debe disponer todo la logística y capacidad humana necesaria para frenar esta emergencia. Por cierto, la empresa CAP también debe entregar el máximo de información posible y no esconder antecedentes, como lamentablemente suele suceder con los responsables en muchos de estos casos de derrames de combustibles”, señaló Asun.

Desde la ONG internacional detallaron que el primer impacto en un derrame de petróleo es que genera una película sobre el agua que impide la entrada de luz, lo que afecta de manera directa los ecosistemas marinos. También se produce una contaminación severa ya que los contaminantes del petróleo son altamente tóxicos. A largo plazo, daña el sistema reproductivo y de alimentación de especies y otros organismos marinos.

Armada reportó la emergencia

Fue la Armada la que reportó el sábado un derrame de cerca de 40.000 litros de petróleo diesel en el terminal de Isla Guarello, en la Región de Magallanes. El hecho se produjo en el terminal de la Corporación Siderúrgica Huachipato, filial de la Compañía de Aceros del Pacífico, CAP, instalada en la zona, a poco más de 500 kilómetros al noroeste de Punta Arenas.

“Durante la jornada se instaló una manga contenedora en la acotada área impactada y se iniciaron inmediatamente las faenas de extracción de hidrocarburo del medio marino”, explicó la empresa en un comunicado.

Por su parte, el intendente de Magallanes, José Fernández, detalló a El Mercurio que la fuga ocurrió debido a un error humano, del personal de la compañía: “Esto es un error humano igual como sucedió con la planta de agua en Osorno. Un funcionario dejó abierta una llave para llenar un estanque de petróleo y se rebasó”.

En tanto, el comandante de la Tercera Zona Naval, contralmirante Ronald Baasch, dijo a Radio Cooperativa que se ordenó el traslado de unidades al lugar de los hechos para controlar y mitigar los posibles daños causados por la emergencia en la zona. Entre ellas, se cuentan la barcaza «Elicura» y el patrullero oceánico «Marinero Fuentealba».

Finalmente, el presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, Félix González (PEV), anunció que pedirán informes tanto a la Armada como al Sernapesca.