Skip to content
TenaChile

Problemas de regulación y aprobaciones retrasan lanzamiento de la criptomoneda de Facebook

Los problemas de regulación y aprobaciones apropiadas atrasan el lanzamiento oficial de la criptomoneda Libra, anunciada por la red social Facebook, una plataforma que amenaza con cambiar drásticamente los cimientos del mercado financiero en los años por venir.

El lanzamiento de Libra se esperaba para 2020 (con símbolo ≋) siendo la nueva moneda de código abierto basada en blockchain y estaría disponible en Messenger y WhatsApp, y también como aplicación independiente en iOS y Android.

Esta semana se habló de su integración en los servicios. David Marcus, director ejecutivo de la subsidiaria Calibra, la nueva subsidiaria de Facebook que traerá pagos a WhatsApp y Messenger con Libra, dijo que «Facebook no ofrecerá la criptomoneda libra hasta que no hayamos encarado íntegramente las preocupaciones de regulación y recibido las aprobaciones apropiadas«.

En su discurso preparado para su comparecencia ante el comité financiero de la Cámara de Representantes de EE.UU., remarcó que «los marcos de regulación para activos digitales están comenzando a emerger nacional e internacionalmente«.

Expresó al mismo tiempo el compromiso del gigante tecnológico de cumplir con todos los requisitos legales y de regulación aplicables: «El camino para llegar allí será largo y reconocemos que el nuestro acaba de comenzar».

Revolución del mercado

La entrada en acción de esta moneda virtual en el escenario financiero, tomando en cuenta que la base de la red social son 2.380 millones de usuarios en el mundo, ha generado inquietud entre los reguladores tanto a nivel nacional como internacional.

Al respecto, el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, expresó su «seria preocupación» por la creación de la «libra«, al advertir de su posible carácter «especulativo» y su potencial «uso para lavado de dinero».

Hasta ahora, se sabe que Libra no dependerá directamente de la empresa de Mark Zuckerberg, sino que será gestionada por la asociación, cuya sede estará en Ginebra, Suiza, y su valor estará respaldado por una cesta de activos subyacentes compuesta por depósitos bancarios y deuda soberana de varios países.

Además, otras 27 organizaciones que conforman la Asociación Libra (entre ellas Visa, Mastercard, Uber, Lyft, PayPal, eBay, Vodafone y Spotify) anunciaron en junio de este año de forma oficial la creación de la criptomoneda para 2020.

En principio, “la idea es hacer tan sencillo como sea posible las transacciones financieras para todas las personas del mundo, vivan donde vivan y tengan o no tengan cuenta bancaria”, explicó David Marcus, jefe de la división Calibra de Facebook al momento del anuncio de la moneda virtual.

Sin embargo, Facebook habla de comisiones bajas, no de no tener comisiones, algo que en opinión de senadores demócratas y republicanos sirve como argumento para rechazar la criptomoneda de Zuckerberg.

Asimismo, la semana pasada, el presidente de EEUU, Donald Trump, dijo en Twitter que la Libra «tiene poca entidad o fiabilidad».

El jefe de Estado norteamericano advierte que si Facebook quiere ser banco, entonces debe seguir la regulación como las demás entidades financieras.

En la misma línea, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, declarara que esa criptomoneda «plantea preocupaciones serias».