Skip to content
TenaChile

Gabriel Salazar y decisión sobre ramo de Historia: “Todo está pensado para desempoderar al ciudadano”

Como “absurda” calificó el Premio Nacional de Historia 2006, Gabriel Salazar, la decisión del Consejo Nacional de Educación de establecer el ramo de Historia como optativo para los cursos de 3° y 4° medio.

En entrevista con Marca Registrada, el historiador dijo que con esta medida “no hay duda que no se quiere que el ciudadano se empodere, todo está pensado para desempoderar al ciudadano. Esto significa que el ciudadano no va a poder ejercer su propia soberanía”.

Salazar detalló que con el cambio “se impide que el ciudadano se desarrolle en términos de deliberar en sí mismo para producir mandatos ciudadanos que tienen que ejecutar lo que elige él para su representación. Y eso requiere la formación de un ciudadano con conocimiento de su historia, con capacidad crítica y que no simplemente repita como papagayo lo que le dice la ley que son sus derechos».

“¿Qué sacamos con educar al ciudadano simplemente para que conozca la ley, para que aprenda de memoria en qué consiste ser ciudadano de acuerdo a la Constitución o que simplemente lea sus derechos laborales en un Código del Trabajo que él no dictó, se lo impusieron dictatorialmente?”, se cuestionó Salazar.

Además, el historiador comentó que la formación con la que llegan los estudiantes a las universidades es “muy deficiente” en materia de estudios humanistas y de ciencias sociales. Sin embargo, destacó que “ha habido un importante incremento del interés estudiantil por estudiar historia”.

“Por lo que he visto, del año 2006 hasta el 2012 hubo un enorme interés por parte de los estudiantes de incorporarse a la carrera de Historia. Por otro lado, ha habido un verdadero récord de producción histórico social y de sociología, referente a la realidad chilena, desde más o menos los años ’80 hasta el día de hoy”, explicó. Es por eso que la medida le parece “tan absurda”.

Finalmente, sobre cursos como el de Educación Ciudadana, que vendría a suplir las horas obligatorias de Historia, comentó que “si no preparan a la ciudadanía para empoderarse, para ejercer soberanía, simplemente estos cursos van a ser un chiste, como fue durante mucho tiempo la educación cívica“.

“Hay que, de una vez por todas, definir un proyecto educativo que diga qué queremos enseñar, para qué estamos educando a los chilenos, qué tipo de niño es el que tenemos en Chile, que es distinto al de Finlandia y al de Estados Unidos“, concluyó Gabriel Salazar.