Skip to content
TenaChile

Aplican eutanasia a perrita sana para complacer a su dueña fallecida

Los restos de la perrita fueron cremados y las cenizas se pusieron en una urna que está colocada junto a la tumba de su dueña fallecida.

A veces, las personas están obsesionadas con sus mascotas que llegan a cometer a actos de crueldad. Una perrita perfectamente sana fue sacrificada en Virginia, Estados Unidos, para cumplir los deseos de su dueña fallecida, quien en su testamento dejó la orden de que la mascota fuera cremada y enterrada junto a ella.

Después de la muerte de su propietaria, Emma, un cruce de shih tzu, llegó a un refugio de animales el 8 de marzo, donde permaneció dos semanas.

El personal del albergue trató de disuadir al albacea de los bienes de la fallecida, para que no le practicara la eutanasia y la entregara en adopción.

«Sugerimos que podrían  adoptar a Emma, porque era una perra a la que le   podíamos encontrar fácilmente un nuevo hogar», dijo Carrie Jones, gerente de Servicio Animal de Chesterfield.

Sin embargo, pese a este esfuerzo, Emma fue trasladada a un veterinario que le aplicó una inyección letal. Posteriormente sus restos fueron cremados y las cenizas se pusieron en una urna que está colocada junto a la tumba de su dueña fallecida.

Debate legal

El triste final de la mascota ha desatado un debate legal, ya que de acuerdo a la ley del estado de Virginia existen cementerios que cuentan con un área para el entierro de animales, pero se prohíbe que estos sean colocados en la misma tumba, cripta o nicho que una persona.

Si bien el código 54.1-2310 prohíbe que las mascotas sean enterradas con humanos en cementerios de Virginia, hay excepciones para los cementerios privados y familiares.

No es legal colocar los restos cremados de un perro, o cualquier animal, en un ataúd y enterrarlos», señaló Larry Spiaggi, presidente de la Asociación de Directores Funerarios de Virginia y propietario de la funeraria Morrissett.

Por su parte Amanda Howell, abogada de la organización protectora de animales Animal Legal Defense Fund, planteó que en sus testamentos los dueños de mascotas deberían indicar que dejan a los animales en fideicomiso y no ordenar que se les practique la eutanasia.

En Virgina la eutanasia en los animales es legal, mientras que la practiquen veterinarios con licencias, pero es común que los profesionales se nieguen a practicarla si el animal está en perfectas condiciones.

Asimismo, el veterinario, Kenny Lucas, indicó que sus pautas éticas no le permitirían realizar una eutanasia a una mascota sana.

“Cada vez que nos enfrentamos a una situación de eutanasia, es una situación muy emocional.  También es algo que nos llevamos a casa y nos pesa como profesionales ”, dijo.