Dudas / Consultas Servicio al Cliente

Cuando la maravilla de la maternidad se ve opacada con la incomodidad de la Incontinencia Urinaria

Se presenta generalmente en los últimos meses de gestación y provoca un real problema para las mujeres que deben enfrentamos esta condición. Especialistas nos explican cómo poder controlarla y tips para reaccionar si debemos enfrentarla durante el embarazo.

 

Durante el embarazo aumentan nuestros niveles de progesterona, haciendo que los tejidos como los músculos, se vuelvan blandos; siendo los músculos los encargados del control de esfínter, éstos disminuyen su capacidad de estar tensos y así evitar el paso de la orina. Es así como comienza la Incontinencia Urinaria, que produce una serie de incomodidades a la futura madre, dada la pérdida involuntaria de orina desde goteos hasta descargas completas.

“Es una sensación muy incómoda y que provoca además situaciones de vergüenza máxima. Me pasó hace poco tiempo que tuve que viajar desde Concepción a Santiago y tuve pérdidas de orina involuntaria en el trayecto, fue horrible y tuve que cambiarme de ropa para no llegar a destino de esta forma. No utilizo ningún tipo de protector, porque es algo que se me presentó recientemente y no había tomado las medidas. Ahora ya consulté a un especialista y se qué hacer, pero cuando no sabes es difícil de comprenderlo y lo primero que piensas es ‘por qué a mí’”, cuenta Alejandra de 36 años, quien presentó estos síntomas durante su segundo embarazo.
Alejandra señala que hoy es un tema controlado y que, tras consultar a su médico, logró tomar algunas medidas, aunque teme que sea una secuela que quede tras su embarazo y que no logre superarla.

“La incontinencia urinaria afecta alrededor de un 40 a 60% de las embarazadas, y suele manifestarse en el tercer trimestre de gestación. Las mujeres que han presentado incontinencia antes del embarazo tienen hasta un 80% más de probabilidades de que la presenten y suele ser de mayor intensidad”, explican los especialistas de TENA.

Es por eso, que las futuras madres que ingresan al último trimestre de embarazo deben estar atentas a los síntomas, ya que la IO puede aumentar por las siguientes razones: En mujeres que tienen menor capacidad en su vejiga porque el útero la presiona y el peso del útero presiona el piso pélvico y esfínter, lo cual le impide contraerse bien.

Los especialistas recomiendan una serie de tips para controlar la Incontinencia en este periodo:

  • Vaciar regularmente la vejiga durante el día, no pasar de las 3 horas entre cada micción.
  • Tener la precaución de vaciar bien la vejiga, no apurada, darse el tiempo, pero sin pujar.
  • Realizar ejercicios de piso pélvico, idealmente, durante todo el embarazo, si no, hacerlos con mayor frecuencia (2-3/día) en el último trimestre.
    Contraer los músculos del piso pélvico antes de hacer un esfuerzo físico, como toser, tomar un peso, estornudar, etc.
  • Evitar aumento de peso gestacional, superior a los 15 kilos.
  • Cuidar la digestión para no pujar durante la evacuación. El pujo excesivo daña el piso pélvico y por ende el esfínter de la orina.
  • Evitar líquidos irritantes (aumentan las ganas de ir al baño), como: bebidas gaseosas, bebidas cola, café y/o té, bebidas cítricas.
  • En cuanto a la cantidad de líquido, no hay que restringirlo, una persona debe tomar lo que necesita. Según la recomendación, idealmente, no menos de 1,5 lts. en un adulto. Pero si, fraccionado.

 


Conoce nuestro fanpage https://www.facebook.com/tenachile y mantente informado con nosotros.

Más entradas...